Franco

Franco
FRANCO

EL ARTE DE LA AUTOSUFICIENCIA: Desde pequeño fabrica con sus propias manos todo lo que necesita. A medida que surgen diferentes necesidades va aprendiendo y adaptándose.

Desde niño, Franco fabrica con sus propias manos todo lo que necesita “el día que me faltaron un par de zapatos, o un cinturón, aprendí a hacerlos”. Tuvo como maestros a varios artesanos del Pueblito de Los Dominicos, quienes le han enseñado las bases de todo lo que hace hoy, “aquí (en el Pueblito) he creado lazos de amistad muy fuertes”. Desde entonces ha desarrollado sus propios diseños, los cuales expone en el mismo puesto hace más de 10 años.

Nació en Santiago pero se mudó junto a su familia a São Paulo, Brasil, donde vivió 12 años. Su padre se dedicaba al boxeo y a la confección de ropa, por lo que Franco ha crecido muy conectado a ambas pasiones. Siempre le gustó observar a su padre trabajar los materiales, cortando y diseñando nuevos modelos, sintiendo gran admiración, “lo que más me atraía era el sentimiento de autosuficiencia… no necesitábamos comprar, simplemente creábamos”.

Franco también es percusionista, por lo que a los 15 años empezó a construir sus propios instrumentos, como tambores, zampoñas y quenas.

Franco cree que todos tenemos un lado artístico, sin embargo hay mucha gente que no lo explora ya que está ocupada con otras cosas. “En esta sociedad, uno se limita mucho, pero no hay que poner limites”, nos cuenta Franco, quien con melancolía siente que en la ciudad las prioridades están al revés. Se siente muy feliz y libre, ya que vive en torno a sus grandes pasiones: la artesanía y la música.

Franco es el artesano de los Pisos de oveja y de los Bolsos 100% de cuero.